3 ideas para hacer quiet books o libros silenciosos

lunes estimulación

Hace mucho tiempo, vagando por el mundo de Pinterest, me encontré con este material maravilloso para entretener a los niños al mismo tiempo que practican algunas habilidades básicas como la atención y la coordinación ojo-mano. En inglés se llaman quiet books, lo que en español sería algo así como libros silenciosos.

Se llaman silenciosos por dos razones, una porque generalmente están hechos de algún material que al caerse no hace ruido, como la tela por ejemplo y segunda porque ayudan a que los niños se mantengan en silencio, aunque depende mucho del niño o la actividad.

En esta ocasión  les presento  este libro silencioso que mi cuñada le hizo a mi sobrino. Ellos lo traen siempre en la pañalera o mochila para cuando el niño se pone inquieto, pues lo utilizan para desvíar su atención hacia estas provechosas actividades que le encantan, a pesar de hacerlas una y otra vez, pues recordemos que a los niños pequeños les gusta repetir las mismas actividades.

Esta son algunas de las actividades que se pueden poner en un libro silencioso:la foto 1 (2)

1. Simulador para atar cordones de tenis o zapatos:

Con sólo hacer tres o cuatro pares de perforaciones y poner una agujeta o cordón tenemos listo una herramienta para que los niños practiquen atarse el calzado.

la foto 2 (2)

2. Un ábaco

Fácilmente se puede improvisar un ábaco con cuentas de colores e hilo grueso, así los niños podrán divertirse contando, sumando o simplemente pasando las cuentas de un lado a otro.

la foto 2

3. Cierres

Esta actividad es 100% Montessori del campo de la vida diaria, el aprender a subir y bajar un cierre o zipper es útil en muchas situaciones de nuestra vida, además a los peques les fascina el sonido que genera. Yo hubiera elegido un cierre de plástico para mayor seguridad, pero si no se puede conseguir cualquiera funciona.

 ¿Quieres ver más ideas para un libro silencioso? Visita el blog el próximo Lunes de estimulación temprana o síguenos en facebook y pinterest.

Advertisements

Tengo una duda: ¿Es posible trabajar desde casa?

Desde que estoy embarazada he pensado seriamente en la posibilidad de encontrar un trabajo desde casa, he escuchado de muchas madres emprendedoras que no necesitan salir para traer ingresos al hogar. ¿Pero esto es realmente posible?

Soy una persona bastante inquieta acerca del mundo laboral, de hecho tengo un trabajo que podría llamarse “seguro” como maestra (aunque como están las cosas en México ya nada te da seguridad) pero ahora que tendré a mi hija en casa no me gustaría dejarla en una guardería mientras voy al trabajo, sobretodo porque, a pesar de laborar 4:30hrs diarias tengo que viajar al pueblito hermoso donde está mi lugar de trabajo 1hr de vuelta y 1hr de regreso, lo que hace un total de 6:30hrs. Agregándole el tiempo que debo emplear en las tareas del hogar, compromisos sociales, cursos obligatorios del trabajo, me quedaría muy poco tiempo para dedicarle a la niña. No quiero eso. Quiero criarla con todo el amor y tiempo del mundo, pero no sé si es posible.

Esta es mi situación:

  • He leído de algunas opciones, pero no quiero dedicarme al mundo de las ventas, soy pésima para ello… tampoco sé cocinar taaan bien o hacer manualidades preciosas, me considero en un nivel principante/intermedio en esas habilidades. 
  • Tengo otro blog sobre Educación con muchas más visitas que este (www.maestrosdeapoyo.com) pero he perdido la esperanza en que Google AdSense responda a mis súplicas de introducir publicidad en él.
  • Me encanta escribir sobre temas de educación y maternidad (aunque de esto último sé muy poco)
  • Vivo en México y no hay tantas oportunidades, que yo sepa, para participar con empresas (ya pertenezco a madresfera y latina mom bloggers)

Así que lanzo esta pregunta al mundo de la blogósfera:

¿Es posible trabajar desde casa?

Para los maestros también hay pueblo chico, infierno grande.

Cual novela mexicana de los 90´s es la vida en el pueblo donde trabajo. No me malinterpreten, vivo en la ciudad, pero trabajo a unos 40 minutos de distancia en un pueblito a la orilla del mar. Voy y vengo diariamente.

El trabajar en un lugar tan pequeño tiene sus ventajas: todos se conocen, tienen un respeto ciego hacia los maestros, no importa lo joven que seas y preparan una comida regional deliciosa.

Ahora las desventajas: los chismes que viajan demasiado rápido y … creo que es todo.

Si yo les contara todo lo que he escuchado acerca de mis compañeros de trabajo, de otros padres, de los propios niños! podríamos hacer un libro de chismes sin confirmar. Hasta cierto punto es divertido, pues te ries de las ocurrencias de las personas y las conclusiones a las que llegan cuando uno hace cosas tan inocentes como pedir un aventón a la ciudad. Pero cuando le toca a uno ser el blanco de los dimes y diretes, se acaba la diversión.

Todo empezó en Enero, con el frio de la costa (para nosotros frío son 12°) y un sueter del que había perdido la correa, por lo que tenía que mantenerlo cerrado usando mis brazos. Vamos que a nadie le gusta padecer frío, menos a mi en este estado preñado.

Alguien se enteró que estaba esperando bebé y empezaron a decir que cruzaba mis brazos mientras caminaba por los pasillos de la escuela para esconder mi barriga. Que si era un hijo no deseado, que si era de un compañero maestro, que si no estaba casada.

Qué?

Lo mejor de todo es que me vine enterando de todo eso en Marzo, posiblemente dos meses después de que los chismes comenzaran. Para esas alturas los ranchos y pueblos aledaños conocían la leyenda de la maestra preñada ilícitamente. Puaj!

Qué hice?

Enojarme un poco al principio y después nada. He aprendido de la experiencia de otros compañeros, a una de ellas la acusaron de robo de fondos de la escuela, con todo y cuenta en el extranjero, que las mentiras se descubren por sí solas.

Así que si escuchan de una maestra que oculta su gran barriga para no ser descubierta por los padres de familia o su propio esposo, pueden decirle orgullosamente que la conocen, que leen su blog y la siguen en twitter!

Feliz fin de semana!

¿Cómo es la baja por maternidad en México?

Como todas saben, soy maestra de profesión. Día a día trabajo con niños en edad de primaria (6-12 años) en México. Mi lugar de trabajo es un pueblito en la costa, a unos 40 minutos de la ciudad donde vivo, así que hago el viaje de ida y venida TODOS los días. Se imaginan? Aunque no crean que me ha sido muy pesado, a veces me da muchísimo sueño y llego cansada al trabajo como si ya hubiera pasado toda la jornada, otras veces me mareo, pero no se me han hinchado los pies ni se me ha subido la presión u otros síntomas.

A pesar de todo, me urge que me den la baja por maternidad, porque si me canso, ya no es lo mismo andar trabajando con la pancita de 33 semanas y menos viajando todos los días. Tenía la esperanza de que en la semana 34 me la dieran y a descansar, pero cuando fui a mi cita, me dijeron que es hasta la semana 36.

Para las que me leen porque buscan la información que yo ignoraba (a las cuántas semanas y de cuántos días es la incapacidad por embarazo en México) les diré lo que yo he averiguado:

  • En México hay dos tipos de seguridad social, IMSS e ISSSTE, uno es de los trabajadores en general y el segundo exclusivo de los trabajadores del estado/gobierno. 
  • Las semanas de gestación te las cuentan por FUM (fecha de última menstruación) y no por lo que revela el ultrasonido/ecografía.

  • En el IMSS la baja por maternidad la dan en la semana 34, dando 42 días de descanso y cuando nace tu bebé te dan los otros 42 días. (84 en total), si tu bebé nace antes la incapacidad se corta automáticamente y te dan la segunda. Así que conviene monitorear bien tus semanas para alcanzar a descansar bien.
  • Para porder acceder al pago completo correspondiente por las semanas que estarás fuera del trabajo, tendrás que estar cotizando al IMSS por lo menos desde hace 30 semanas y haber asistido a 5 consultas de control, incluídas las pláticas informativas.
  • En el seguro, te hacen dos pagos cada uno por 42 días de trabajo. Ahorra lo suficiente porque tu quincena ya no llegará.

  • En el ISSSTE (al que pertenezco yo) la dan en la semana 36 y por 90 días seguidos. No importa si tu bebé nace la semana siguiente o en 2 meses más, siempre serán los 90 días.
  • Para que te paguen todo el concepto de salario por los días que no estarás trabajando, solo es necesario asistir a 3 consultas previas.
  • Tu quincena seguirá llegando normalmente como si siguieras trabajando.

Así que ya lo saben, tendré que trabajar tres semanas más a partir de mañana. Aunque por un lado me quedó perfecta, pues se acaba en Julio cuando estamos de receso escolar y volveré hasta Agosto, al inicio del nuevo ciclo.

Cuéntenme, ¿Cómo son las bajas por maternidad en otros países?

De regreso al trabajo

20130116-172433.jpg

Llegamos a la semana 21 y de regreso al trabajo.
Admito que me encanta mi trabajo, pero añoro mi camita todas las mañanas.
Doy gracias porque mis achaques se han ido casi x completo, pero me queda mi gran amigo: el sueño.

Los niños y los maestros me soban la pancita todo el día, incluso me dan de comer jaja a veces me siento como animalito de zoológico: observada y alimentada por todos.

Viene un inconveniente más: el baño… Hace mucho frío+ embarazo = baño cada 15 min. Aaah y el de mi escuela está super lejos del salón, así que los niños tendrán que acostumbrarse a mis constantes salidas 🙂

Adoro estar de vuelta, pero sobretodo me encanta pensar que en 4 meses aquí estará la bebé con nosotros!

Esta semana empiezan los cursos de formación continua, tengo que ponerme al corriente en la estrategia 11+5 y en lo de carrera magisterial, así que todavía hay mucho en que pensar!

A trabajar!

Faltan 15 semanas para que me den la incapacidad del ISSSTE.