Cómo se aprende a ser padre sin haber tenido uno

como ser padre

Cada día mi esposo me soprende más en esta nueva faceta de nuestras vidas. Emma llegó cuando teníamos 35 meses de casados y cambió para siempre nuestra forma de ver las cosas. Por un lado, siguiendo el ejemplo de mi madre tenía una idea más o menos de lo que una mamá hace por su hija y su familia, darles amor, cantarles, arrullarlos, planear menús nutritivos, etc pero no estaba segura si él sabría que hacer pues nunca tuvo una figura paterna presente en su hogar.

Regularmente los patrones sociales se siguen por imitación, los roles de las personas también, pero en el caso que no exista una referencia positiva ¿qué pasa? , se tiene que empezar desde cero si se quiere lograr algo, no hay de otra. De nada vale lamentarse si se tiene que asumir algo para lo que no estamos preparados ni física ni psicológicamente. A pesar de que él tuvo una infancia feliz sin tener a su padre cerca, nunca le hizo falta, o por lo menos eso argumenta él, aunque yo no me lo creo mucho, pues yo no sé que haría sin mi padre que aún se levanta a medianoche si le pido agua y me da miedo pararme.

Lo he observado muy de cerca este primer mes y está totalmente enamorado de su hija, trata de estar cerca todo el tiempo, le ha pintado su cuarto de color rosa, a pesar de que no era el color de mi elección, nació de su corazón elegir ese tono de pintura, lo dejé, pues es un regalo que desea darle a su bebé, la carga, le cambia el pañal, la baña, ha elegido su ropa varias veces, incluso he escuchado que platica con ella diciéndole cuánto la ama y que nunca la va a dejar. Eso hace que se me llenen los ojos de lágrimas, no de tristeza, sino de alegría y ternura. Me lo imagino deseando escuchar esas palabras siendo niño, muy en el fondo de su corazón esperando recibir un gesto de adoración de parte de su padre y se me parte el alma. Pero me alegra mucho saber que aunque hay muchas personas que crecieron sin figura paterna que siguen el mismo patrón de abandono, él no lo quiere así, desea ser todo lo que él no tuvo, seguir el ejemplo de los buenos papás que ha visto a su alrededor, no le da pena salir del salón a calmar a su hija cuando llora durante las clases de la Iglesia, ni levantarse a las 3am a cambiar un pañal.

Sus ojeras lo dicen todo, es un padre entregado que está aprendiendo cómo criar a una hija siguiendo los dictados de su corazón, que sin duda, es el mejor maestro.

Los amo a ambos.

Más fotos como esta las puedes ver siguiéndome en Instagram @mamaymaestra y facebook.

La pañalera de mi bebé

Image

Esperamos demasiado para comprar la pañalera de la bebé, todo mundo decía, no se preocupen, se las van a regalar, no compren nada. Pero en vista del éxito no obtenido y a las 39 semanas de embarazo recién cumplidas, tuvimos que tomar la decisión de ir a comprarla para no llegar con la maletita de Tinkerbell, donde hasta ahora teníamos sus cosas, al hospital cuando llegue el tan esperado parto.
20130517-211241.jpg

Este fue el resultado, una pañalera roja de la marca babymink, nada glamouroso pero si muy práctica y espaciosa. Demasiado diría yo, le sobró mucho espacio aún teniendo un paquete de pañales, toallitas húmedas y 3 cambios de ropa, pero supongo que con el paso del tiempo se irá llenando.

Recuerdan mi Top de pañaleras de ensueño, yo sí, con tristeza marcada, ya que por el momento no podré adquirir una de esas bellezas, pero mi esposo ya me prometió que ahorraremos un poco para tener ese lujito más adelante, además una amiga encontró en una ciudad grande de México (yo vivo en una muy muy pequeña) una tienda Outlet de la marca Clöe y asegura haberle comprado un bolso/pañalera espectacular a su hermana por la hermosa cantidad de $400 pesos (unos 25 euros), el precio normal es de $1700 pesos, así que como podrán ver en la imagen, es hermosa y a un módico precio.

Por supuesto, mi amiga quedó en ir a la tienda otra vez y mandarme fotografías de las pañaleras baratas que encuentre para escoger una y mandármela.

Oh vanidad! Yo sé que en este momento es lo que menos debería preocuparme, mis posts deberían filosofar entre la respiración entre contracciones o la influencia de la luna llena, pero vamos, soy mamá primeriza y por más preparada que me sienta, todos sabremos que esto de dar a luz me dará más de una sorpresa.

 

Ese hombre que yo veo…

20130312-092118-p.m..jpg

A veces bastan unos días separados para darme cuenta cuánto me haces falta durante el día para platicar, durante la noche para dormir.

El solo hecho de que seas lo primero que veo al despertarme, la primera voz que escucho en las mañanas, me da una gran seguridad. Estos días que no estuviste, sentí un vacío tremendo que tus mensajes de texto fueron incapaces de llenar.

He descubierto que no te necesito, soy capaz de hacer muchas cosas sola, pero el detalle está en que no quiero hacerlo, deseo que estés conmigo, que nos acompañemos, nos ayudemos, nos amemos no sólo esta vida sino toda la eternidad.

Has estado conmigo en buenos y malos momentos, me das alas para volar a donde yo desee, nunca has dudado de mi a pesar de que te he fallado tantas veces.

Aunque tu dudes de ti mismo, yo no lo hago, sé de lo que eres capaz y conozco tus sueños. El hombre que yo veo en ti es el que es el esposo más maravilloso y el padre más cariñoso que puede haber en el mundo.

Entíendelo amor, el hombre que yo veo, eres tú, nadie más. Y ahora, que esperamos una bebé, un pedacito de los dos, es cuando empieza otra de nuestras aventuras.

Te amo con todo mi corazón para siempre.