Cómo se aprende a ser padre sin haber tenido uno

como ser padre

Cada día mi esposo me soprende más en esta nueva faceta de nuestras vidas. Emma llegó cuando teníamos 35 meses de casados y cambió para siempre nuestra forma de ver las cosas. Por un lado, siguiendo el ejemplo de mi madre tenía una idea más o menos de lo que una mamá hace por su hija y su familia, darles amor, cantarles, arrullarlos, planear menús nutritivos, etc pero no estaba segura si él sabría que hacer pues nunca tuvo una figura paterna presente en su hogar.

Regularmente los patrones sociales se siguen por imitación, los roles de las personas también, pero en el caso que no exista una referencia positiva ¿qué pasa? , se tiene que empezar desde cero si se quiere lograr algo, no hay de otra. De nada vale lamentarse si se tiene que asumir algo para lo que no estamos preparados ni física ni psicológicamente. A pesar de que él tuvo una infancia feliz sin tener a su padre cerca, nunca le hizo falta, o por lo menos eso argumenta él, aunque yo no me lo creo mucho, pues yo no sé que haría sin mi padre que aún se levanta a medianoche si le pido agua y me da miedo pararme.

Lo he observado muy de cerca este primer mes y está totalmente enamorado de su hija, trata de estar cerca todo el tiempo, le ha pintado su cuarto de color rosa, a pesar de que no era el color de mi elección, nació de su corazón elegir ese tono de pintura, lo dejé, pues es un regalo que desea darle a su bebé, la carga, le cambia el pañal, la baña, ha elegido su ropa varias veces, incluso he escuchado que platica con ella diciéndole cuánto la ama y que nunca la va a dejar. Eso hace que se me llenen los ojos de lágrimas, no de tristeza, sino de alegría y ternura. Me lo imagino deseando escuchar esas palabras siendo niño, muy en el fondo de su corazón esperando recibir un gesto de adoración de parte de su padre y se me parte el alma. Pero me alegra mucho saber que aunque hay muchas personas que crecieron sin figura paterna que siguen el mismo patrón de abandono, él no lo quiere así, desea ser todo lo que él no tuvo, seguir el ejemplo de los buenos papás que ha visto a su alrededor, no le da pena salir del salón a calmar a su hija cuando llora durante las clases de la Iglesia, ni levantarse a las 3am a cambiar un pañal.

Sus ojeras lo dicen todo, es un padre entregado que está aprendiendo cómo criar a una hija siguiendo los dictados de su corazón, que sin duda, es el mejor maestro.

Los amo a ambos.

Más fotos como esta las puedes ver siguiéndome en Instagram @mamaymaestra y facebook.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s