La pañalera de mi bebé

Esperamos demasiado para comprar la pañalera de la bebé, todo mundo decía, no se preocupen, se las van a regalar, no compren nada. Pero en vista del éxito no obtenido y a las 39 semanas de embarazo recién cumplidas, tuvimos que tomar la decisión de ir a comprarla para no llegar con la maletita de Tinkerbell, donde hasta ahora teníamos sus cosas, al hospital cuando llegue el tan esperado parto.
20130517-211241.jpg

Este fue el resultado, una pañalera roja de la marca babymink, nada glamouroso pero si muy práctica y espaciosa. Demasiado diría yo, le sobró mucho espacio aún teniendo un paquete de pañales, toallitas húmedas y 3 cambios de ropa, pero supongo que con el paso del tiempo se irá llenando.

Recuerdan mi Top de pañaleras de ensueño, yo sí, con tristeza marcada, ya que por el momento no podré adquirir una de esas bellezas, pero mi esposo ya me prometió que ahorraremos un poco para tener ese lujito más adelante, además una amiga encontró en una ciudad grande de México (yo vivo en una muy muy pequeña) una tienda Outlet de la marca Clöe y asegura haberle comprado un bolso/pañalera espectacular a su hermana por la hermosa cantidad de $400 pesos (unos 25 euros), el precio normal es de $1700 pesos, así que como podrán ver en la imagen, es hermosa y a un módico precio.

Por supuesto, mi amiga quedó en ir a la tienda otra vez y mandarme fotografías de las pañaleras baratas que encuentre para escoger una y mandármela.

Oh vanidad! Yo sé que en este momento es lo que menos debería preocuparme, mis posts deberían filosofar entre la respiración entre contracciones o la influencia de la luna llena, pero vamos, soy mamá primeriza y por más preparada que me sienta, todos sabremos que esto de dar a luz me dará más de una sorpresa.

 

Advertisements

11 thoughts on “La pañalera de mi bebé

  1. La verdad es que nunca tuve ilusiones de cargar con una pañalera como esa, bueno es que yo no soy mucho de carteras que digamos, más bien me compré una parecida a la que tienes ahorita y una igual versión mini, que desde el inicio es la que he usado más… Creo que las que usan esas pañaleras grandotas son las madres que alimentan con fórmula y deben llevar miles de cosas con ellas, yo en cambio sólo llevo ropa, pañales, toallitas húmedas y algunos medicamentos; no hace falta tanto espacio. Bueno, en mi caso no ha sido así… Pero si quieres tener una así, pues ánimo!!

  2. Yo me compre una con mogollón de compartimentos, y me pasa como Mamá Merlín, que como le doy pecho, va cargada de pañales, ropa y juguetitos. Eso sí, cabe mi cartera, las gafas de sol, el móvil… Ya no llevo mi bolso (además, nunca me ha gustado llevar bolso, así que genial)

  3. Pingback: #AmoMiBlog (7) La pañalera de mi bebé |

  4. ¡Qué poquito tiempo! Esperaron mucho para comprarla, pero al menos ya la tienen, y tienes la promesa de una de las soñadas, así que no está mal.

  5. Hola! No te preocupes! Como dicen las chicas lo importante es que vayas cómoda. Porque como dice el dicho “en la cancha se ven los pingos”, o sea cuando las cargues te vas a dar cuenta de su comodidad. Yo soy argentina y tuve una de las pañaleras más lindas para mí en aquel momento (me la había regalado mi mamá). Me fue práctica sólo cuando viajaba en auto porque al ser tipo cartera me pesaba demasiado. La usé los primeros meses y después volví a mi eterna mochila (nunca fui de cartera). Así que ni te preocupes cuando nazca tu tesoro, el lujo de la pañalera te va a parecer lo menos importante. Ojo, si podés tener la de tus sueños. Bienvenida sea pero si no podés no te aflijas!!!

    Besotes argentos desde el sur del mapa mundi!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s