¿Cómo y por qué soy maestra?

Cuando uno se dedica a algo que le despierta tanta pasión y lo comenta alegremente doquier se presente la oportunidad, siempre surge la interrogante ¿Por qué decidiste dedicarte a eso?

Muchas veces en vida me lo han preguntado y desde que tengo memoria he dado la misma respuesta: “Porque me gusta”

Simple no? regularmente los demás piensan que me hago la interesante, pero esa es realmente la razón: me gusta, amo lo que hago, pienso todo el día en ello, aún en vacaciones.

Ahora, si la pregunta cambia y me la plantean así: ¿Cómo fue que te diste cuenta que deseabas ser maestra? puedo contar mi historia, que no tiene nada de extraordinario, he escuchado compañeras dar su versión con un nudo en la garganta al borde del llanto de cómo fue que un día viendo la televisión o paseando por la calle vieron a un niño con discapacidad y descubrieron su vocación. Yo no, lo mío fue sumamente sencillo. Se los contaré.

Mi padre tiene 4 hermanas, dos de las cuales 2 son maestras, una de preescolar y otra de educación primaria. Esta última empezó a estudiar otra carrera cuando yo tenía alrededor de 4 años: Educación Especial. Como era la única sobrina en edad escolar, se han de imaginar que era conejillo de indias de cuanta prueba de desarrollo motor, intelectual o de lenguaje le enseñaban y me encantaba pasar el tiempo respondiendo preguntas o jugando con material diferente. Pero no era todo.

Teníamos un vecino de mi edad que nació con labio leporino y era mi amigo. Jugábamos mucho y no me importaba que a veces no se le entendiera mucho lo que hablaba, otros niños lo molestaban, pero hacíamos caso omiso de las burlas para seguir jugando. Mi tía le daba terapias de lenguaje de vez en cuando y lo ayudó a articular mejor las palabras. Fue entonces cuando lo supe, no sé si hubo un momento preciso o fue un proceso, pero empecé a comentarle a mi madre que cuando creciera yo quería ser como tía para ayudar a mi amigo.

Tenía menos de 5 años.

Y desde entonces lo sabía, nunca lo dudé. Cuando creciera iba a estudiar Educación Especial como mi tía y ayudar a muchos niños como mi amigo. Supongo que en aquel entonces no me tomaron muy enserio porque era pequeña, pero ahora, 5 años después de graduarme de la carrera que elegí de todo corazón en mi tierna infancia, creo que empiezan a creerme un poco.

Advertisements

9 thoughts on “¿Cómo y por qué soy maestra?

  1. Pingback: #AmoMiBlog (5): ¿Cómo y por qué soy maestra? |

  2. ¿Sabes? siempre quise ser maestra… comencé estudiando Educación Inicial y luego mi papá me convenció de estudiar Periodismo hasta que lo logró y hoy soy un poco infeliz, no porque no me guste, sino porque no amo profundamente esta profesión y es muy sacrificada; ahora que tengo a mi bebé lo sé; por eso estoy haciendo estudios para volver a mi carrera inicial, la que nunca pude completar y cumplir uno de mis sueños. Bonita historia…

  3. Pues si, me emocionaste!

    Yo tambien planee toda mi “vida” ser maestra pero un año antes de terminar la prepa, me topé con el periodismo….

  4. Tengo que confesarte algo, yo planee ser maestra hasta que llegue a los 13 años de edad, me encantaba y era mi juego favorito pero llegó la pubertad y con ella mi falta de paciencia. No era lo que quería sin embargo siempre fui la que les explicaba a otros o me encanta enseñar, no de manera oficial. Me gusto tu historia, abrazo.

  5. Muy bonita tu histora, a mi me paso parecido con Susana, de chica siempre decia que iba a ser maestra, me encantaba, pero al crecer me di cuenta que con tan poca paciencia ese no era mi camino. Un abrazo =)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s