¿Hasta cuando puedo viajar embarazada en avión?

Hace poco leí una noticia acerca de una mujer que dio a luz en uno de los aviones de la línea Emiratos, se trata de Camejina Sokunivaa de 30 años. Por supuesto la aeronave tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia para que la mujer y su recién nacido pudieran recibir atención médica. Al parecer todo salió de maravilla, tanto que el pequeño podrá viajar gratis de por vida en la aerolínea. (Ver noticia)

Con todo esto me puse a pensar en ¿Por qué pasa tan a menudo esto?

¿No se supone que hay reglas establecidas para volar durante el embarazo?

Investigando, me encontré con la siguiente información:

ANTES DE VIAJAR

El congreso americano de ginecólogos y obstetras determina que es más seguro viajar entre la semana 14 y 28 de embarazo, es decir durante el segundo trimestre.

Sin embargo, antes de reservar los boletos, consulta a tu médico. Si tienes diabetes gestional, presión arterial alta o placenta previa lo más probable es que te aconsejen que no lo hagas.

Ahora, si tu barriga es más grande de lo que debería, lo mejor es pedir una carta al ginecólogo especificando tus semanas exactas de embarazo para evitar problemas al abordar.

Recuerda reservar un asiento cerca del pasillo para que puedas levantarte a estirar las piernas o al baño sin incomodar a los otros pasajeros.

DURANTE EL VIAJE

Después de que tu doctor apruebe tu viaje considera llevar contigo un cojín para poner encima del asiento y una de esas almohadas que van alrededor del cuello, la comodidad es lo primordial.

No te asustes, la cabina presurizada de un avión comercial regularmente no supone ningún riesgo ni para ti ni para el bebé.

Ajusta bien tu cinturón de seguridad, justo debajo de la barriga y sigue las instrucciones de la sobrecargo.

Si te da hambre procura comer alimentos saludables y tomar mucha agua, evita los condimentos o las frituras, pueden darte problemas estomacales o agruras que te harán sentir molesta durante el trayecto.

Estira las piernas constantemente, sobre todo si es un vuelo de muchas horas. Se recomienda pararse y dar un paseo por el pasillo cada 30 o 40 minutos.

Puedes llevar tu música favorita para relajarte o concentrarte con un buen libro, el estar nerviosa ante un posible parto prematuro solo puede ocasionarle stress a tu bebé.

DESPUÉS DEL VIAJE

¡Relájate! Has llegado a tu destino con bien. Procura no cargar tus maletas y tener todo listo para dirigirte a tu destino inmediatamente sin tener que hacer largas filas para esperar taxi o transporte en el aeropuerto. Lo ideal es que alguien pueda ir a recogerte.

Estoy segura que si seguimos las indicaciones antes descritas y los consejos personales que nos brinde nuestro médico de cabecera tendremos menos posibilidades de tener un parto prematuro durante un vuelo comercial.

Aunque lo de viajar gratis de por vida suena bastante bien, ¿verdad?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s