No vengan a mi casa, es un desastre…

El bebé llegó, como ya había mencionado en otro post, cuando ya nos habíamos hecho a la idea de que tendríamos mucho tiempo más como pareja. Así que en mi plan de aprovechar el tiempo, conseguí un cambio temporal en mi trabajo (por 6 meses) al turno de la tarde, pues quería trabajar en una escuela formadora de docentes por la mañana y por si fuera poco, acepté dar un curso los sábados.

En mi afán por hacerla de todapoderosa, me encontré dos meses después con la noticia del embarazo y yo embarcada en tanto trabajo. En fin, todo se acaba entrando el año, lo que me dará total tiempo de preparar las cosas, eso espero, para la llegada del recién nacido.

No sé como le hacen las madres que trabajan durante todo el día en el embarazo, yo no puedo simplemente trabajar y hacerme cargo de la casa, estoy a punto de buscar a alguien que me ayude a limpiar porque no puedo ni siquiera entrar al baño sin sentir náuseas, cuando llego a eso de las 7pm tengo tanto sueño y agruras que lo único que quiero es disfrutar un tiempo para mi, pues paso todo el día entre niños y estudiantes pidiendo atención “maestra, maestra!…” arrgh! a veces quisiera ahorcar a más de uno, pero son las hormonas.

Así que, por favor, no vengan a mi casa, es un desastre…

Segundo trimestre, estoy esperando tus bondades!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s